Implicaciones de un plausible platonismo de la sintiencia en la prevención del sufrimiento

English version

Incluso aunque la probabilidad del platonismo sentiente fuera extremadamente pequeña, mientras exista una probabilidad mayor que cero, y teniendo en cuenta que no está muy claro de dónde viene la sintiencia, podríamos pensarlo dos veces antes de ignorar esta idea, ya que en caso de ser cierta, sus implicaciones en cuanto a prevenir el sufrimiento serían inmensas.

El platonismo se considera un dualismo ontológico que propugna la existencia de dos tipos de realidad:

  1. un mundo sensible (el mundo de las cosas percibidas por los sentidos, donde se encuentran las realidades individuales, materiales, que suceden en el tiempo y en el espacio) como por ejemplo una manzana, y
  2. un mundo de las ideas (el mundo de las cosas conocidas mediante la razón, donde se encuentran las realidades inmutables, eternas, invisibles, inmateriales, independientes del tiempo y del espacio) como por ejemplo la idea de manzana.

El platonismo puede parecer una complicación innecesaria, además de poco intuitivo. Parece razonable pensar que las cosas que percibimos existen sin necesidad de ser heredadas de algún ideal.

Sin embargo, para algunos el platonismo en matemáticas puede ser muy intuitivo y difícil de rechazar. Los números de la serie infinita de los números naturales (1, 2, 3, 4…) parecen tener algún tipo de existencia platónica atemporal e independiente. Números naturales arbitrariamente grandes en los que jamás nadie haya pensado y que jamás nadie haya representado (escrito, hablado…) parecen tener algún tipo de existencia propia, eterna, inmutable. Los números naturales parecen estar en algún lugar ideal, siempre disponibles para a ser invocados o descubiertos, pero no inventados.

Si no parece imposible que exista algún tipo de platonismo en los números ¿por qué no plantear un posible platonismo de las experiencias?

Las distintas percepciones que tenemos (y particularmente, las visuales) convergen hacia un mundo externo material determinado, objetivo, donde el agua pesa más que el aceite. Curiosamente, ocurre algo similar con las ideas platónicas, como las matemáticas, que también convergen hacia un conjunto de verdades determinado, donde la longitud de una circunferencia es igual al diámetro multiplicado por un curioso número al que llamamos Pi. Si es la convergencia de las experiencias subjetivas la que otorga credibilidad al mundo físico ¿no debería la convergencia de las ideas matemáticas otorgar credibilidad al mundo platónico de las matemáticas? Mucha gente está de acuerdo en el primer punto, muy intuitivo (la convergencia de las experiencias subjetivas otorga credibilidad al mundo físico), muchos menos con la segunda (la convergencia de las ideas matemáticas otorga credibilidad al mundo platónico de las matemáticas). Yo propongo adicionalmente una tercera: que la convergencia de las experiencias subjetivas otorga credibilidad a un posible mundo platónico de las experiencias.

Voy a llamar platonismo sentiente a la idea de que las experiencias existen por sí mismas, con independencia de los seres sentientes que las experimentan. Incluso aunque la probabilidad del platonismo sentiente fuera extremadamente pequeña, mientras exista una probabilidad mayor que cero, y teniendo en cuenta que no está muy claro de dónde viene la sintiencia, podríamos pensarlo dos veces antes de ignorar esta idea, ya que en caso de ser cierta, sus implicaciones en cuanto a prevenir el sufrimiento serían inmensas.

No parece del todo descabellado pensar que si de alguna forma las experiencias de los seres concretos tuvieran dependencia de ciertas experiencias platónicas, entonces modificando o incluso eliminando la experiencia platónica, podríamos aliviar e incluso hacer desaparecer totalmente ciertas experiencias negativas para todos los seres.

El platonismo sentiente puede verse reforzado por la idea de que tal vez vivamos en una simulación y los seres seamos “instanciados” a partir de un objeto ideal, de la misma forma que las “instancias” de los objetos software en “Programación Orientada a Objetos“.

Posted by Manu Herrán

Research associate at the Organisation for the Prevention of Intense Suffering (OPIS).

Leave a Reply

Required fields are marked*